Diprospan: ¿Qué es y para qué sirve?

diprospan

Tabla de contenido

¿Qué es el diprospan?

Diprospan® es la marca que identifica a un medicamento esteroide el cual utiliza como principio activo la betametasona, un compuesto químico con efecto sobre diversas enfermedades de origen alérgico e inflamatorio y perteneciente al grupo de medicamentos llamados corticosteroides.

Para destacar: Diprospan® es un medicamento elaborado en México por la empresa farmacéutica de nombre Schering-Plough, S.A. de C.V. (1)

¿Para qué sirve el diprospan?

  • Gracias al mecanismo de acción de su componente principal, el diprospan® actúa para reducir el edema a través de la interferencia en la adhesión leucocitaria a las paredes de los capilares y reduciendo la permeabilidad de la membrana de los capilares, acción que logra al inhibir la liberación de las hidrolasas ácidas de los leucocitos y previniendo la acumulación de macrófagos en los lugares infectados. El efecto de este fármaco favorece la recuperación de procesos inflamatorios en el organismo por diversas causas, mejorando la calidad de vida de muchos pacientes. (2)
  • Se utiliza para tratar:
    • Enfermedad del colágeno como lupus eritematoso sistémico, esclerodermia, dermatomiositis y periarteritis nodosa.
    • Bursitis, espondilitis anquilosante, epicondilitis, radiculitis, coccidinia, ciática, lumbago, tortícolis, artritis reumatoide y osteoartritis.
    • Asma bronquial crónica (incluso en el tratamiento coadyuvante del estado asmático), fiebre del heno, bronquitis alérgica, rinitis alérgica estacional o perenne.
    • Dermatitis atópica, neurodermatitis (liquen simple circunscrito), dermatitis por contacto, dermatitis solar severa, urticaria, alopecia areata, lupus eritematoso discoide, psoriasis y acné quístico.
    • En el tratamiento paliativo de leucemias y linfomas en adultos, leucemia aguda en la infancia.
    • Síndrome adrenogenital, colitis ulcerativa, ileítis regional, esprue, padecimientos de miembros pélvicos.

Dosis y vías de administración del diprospan

La presentación del diprospan® es en caja de cartón con frasco ámpula de 2 o 5 ml, que contiene dipropionato de betametasona equivalente a 5.0 mg de betametasona y fosfato sódico de betametasona equivalente a 2.0 mg de betametasona y excipientes para administrarse por vía intramuscular profunda en la región glútea, siendo la dosificación solo a manera referencial de la siguiente forma:

  • Administración sistémica: Se sugiere iniciar la administración con 1 a 2 ml en la mayoría de los padecimientos y debe tomarse en cuenta que la dosis debe individualizarse de acuerdo al paciente y a la patología que presenta, por lo que se recomienda seguir las instrucciones del médico. Rara vez es necesario el uso de anestésicos para colocar la inyección. La dosis pediátrica va a variar dependiendo del peso del niño por lo cual se requiere de asesoría médica.

Nota: Este medicamento cuenta con otra presentación llamada Diprospan® hypak, cuya presentación es en caja con jeringa preparada con 1 ml del medicamento y aguja esterilizada desechable.

Efectos secundarios del diprospan

El tratamiento con diprospan®, puede causar algunas de las siguientes reacciones adversas:

  • Posible aparición de reacciones alérgicas debido al contacto del paciente con cualquiera de los componentes de la fórmula.
  • Retención de sodio, pérdida de potasio, insuficiencia cardíaca congestiva e hipertensión.
  • Debilidad muscular, miopatía por corticosteroides, pérdida de masa muscular y agravamiento de síntomas miasténicos.
  • Hipo, úlcera péptica y hemorragia, pancreatitis, distensión abdominal y esofagitis ulcerativa.
  • Riesgo de convulsiones, incremento en la presión intra-craneana.
  • Deterioro en la cicatrización de heridas, atrofia cutánea, piel frágil y delgada.

Importante: Estos síntomas suelen disminuir con el ajuste de la dosis en caso de que aparezcan, sin embargo si esto no sucede consulte a su médico antes de suspender la terapia con diprospan®.

Contraindicaciones y advertencias del diprospan

El uso de diprospan® está contraindicado en los casos que se mencionan a continuación:

  • Hipersensibilidad conocida del paciente a medicamentos glucocorticoides
  • Pacientes con insuficiencia renal.
  • Personas con micosis sistémicas.
  • Durante el periodo de embarazo sin la aprobación de un profesional de la medicina.
  • Durante la lactancia materna.

Debes saber: Antes de iniciar una corticoterapia con diprospan® debe existir la valoración médica realizada por un profesional de la salud, a fin de obtener toda la información posible sobre el estado de salud del paciente. 

Evítelo si tiene:

  • Antecedentes de hipersensibilidad a la betametasona o a cualquier terapia con medicamentos corticosteroides.

Advertencias:

  • Productos farmacéuticos como el diprospan®, deben administrarse con receta médica.
  • Siga las recomendaciones del médico tratante.
  • No exceda la dosis recomendada, ni el tiempo de duración del tratamiento.
  • Informe al médico sobre los medicamentos que utilice, con o sin prescripción médica.
  • Evite vacunarse contra la viruela mientras esté bajo tratamiento con diprospan®.
  • Si es necesaria la administración de diprospan® en pacientes con tuberculosis, hipotiroidismo y con cirrosis, se debe realizar una estrecha vigilancia médica.
  • Mantenga este producto fuera del alcance de los niños.
  • En caso de duda consulte a su médico.
Jesús Torrealba

Jesús Torrealba

Profesional Universitario en el área de Recursos Humanos, Postgrado en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral, 14 años de experiencia en el área de la salud. Interesado en temas de Psicología, Salud Ocupacional, Medicina general.