Sulfametoxazol: ¿Qué es y para qué sirve?

sulfametoxazol

Tabla de contenido

¿Qué es el sulfametoxazol?

El sulfametoxazol es un compuesto químico clasificado como principio activo y utilizado como fármaco, el cual pertenece al grupo de medicamentos llamados antibióticos bacteriostáticos con acción terapéutica sobre infecciones causadas por bacterias en el organismo. (1)

¿Para qué sirve el sulfametoxazol?

  • Gracias a su mecanismo de acción el sulfametoxazol actúa para impedir el crecimiento, desarrollo y proliferación de bacterias, ya que interfiere con la síntesis de ácido fólico en bacterias susceptibles y en asociación con la trimetoprima, actúan sinérgicamente para bloquear dos pasos consecutivos en la biosíntesis de ácidos nucleicos y proteínas necesarias para el crecimiento y la división bacteriana, convirtiendo su acción en bactericida y además ayuda a retardar el desarrollo de la resistencia bacteriana, siendo útil para el tratamiento de infecciones bacterianas en el tracto urinario, respiratorio y gastrointestinal. Es así como el sulfametoxazol favorece la prevención y recuperación de pacientes, que enfrentan enfermedades causadas por microorganismos patógenos ayudando a restablecer su salud y calidad de vida. (2)
  • Se utiliza para tratar:
    • Infecciones causadas por bacterias como Streptococcus, Staphylococcus aureus, Escherichia coli, Haemophilus influenzae y anaerobios orales. 

Dosis y vías de administración del sulfametoxazol

La comercialización del sulfametoxazol se realiza en forma de cápsulas, suspensión oral o comprimidos que contienen el principio activo usualmente acompañado de otros compuestos antibióticos para ser administrado por vía oral y su posología solo a manera de orientación, es como se explica continuación:

  • Cápsulas o  comprimidos: Generalmente se recomienda en adultos la administración de 2 cápsulas por día cada 12 horas o de acuerdo a la recomendación médica.
  • Suspensión: En población de lactantes y niños mayores de 12 años de edad, se estima una dosis media 30/6 mg/kg por día según las indicaciones del médico tratante.

¿Qué productos contienen sulfametoxazol?

Algunos de los medicamentos que contienen sulfametoxazol  son:

  • Septrin®
  • Bactrim®
  • Soltrim®
  • Bactron®

Septrin®

Bactrim®

  • Bactrim® es la marca comercial de un medicamento sintético, el cual contiene la combinación de sulfametoxazol y la trimetoprima.
  • Se utiliza para el tratamiento de infecciones urogenitales y gastrointestinales.
  • Para más información sobre este medicamento, consulta Bactrim: ¿Qué es y para qué sirve?.

Soltrim®

  • Soltrim® es la marca que comercializa un medicamento sintético combinado, el cual utiliza la asociación del sulfametoxazol y la trimetoprima.
  • Se utiliza para la prevención y cura de los síntomas ocasionados por infección en los huesos, como la osteoartritis.
  • Para más información sobre este medicamento, consulta Soltrim: ¿Qué es y para qué sirve?.

Bactron®

  • Bactron® es la marca patentada de un medicamento sintético, el cual utiliza como principio activo el sulfametoxazol en asociación con la trimetoprima.
  • Se utiliza para tratar la neumonía y en la profilaxis primaria de toxoplasmosis, nocardiosis y melioidosis..
  • Para más información sobre este medicamento, consulta Bactron: ¿Qué es y para qué sirve?.

Efectos secundarios del sulfametoxazol

Estudios realizados sobre el tratamiento con sulfametoxazol, indican que puede causar algunos de los siguientes efectos adversos:

  • Posibles reacciones alérgicas debido al contacto del paciente con cualquier componente del sulfametoxazol.  
  • Erupciones cutáneas, urticaria y dificultad para respirar o tragar.
  • Puede causar un aumento en los niveles sanguíneos de la warfarina, como también un incremento en el tiempo de coagulación sanguínea y hemorragia descontrolada.
  • En terapia a largo plazo puede originar neutropenia y  trombocitopenia.
  • En combinación con trimetoprima puede causar náuseas, acidez, vómitos, cólicos abdominales, diarrea, fatiga y dolor de cabeza.

Importante: Interrumpa el tratamiento con sulfametoxazol  y busque orientación con su médico o  farmacéutico, si durante su empleo aparecen algunos de estos síntomas u otro no mencionado.

Contraindicaciones y advertencias del sulfametoxazol

El uso del sulfametoxazol está contraindicado en las siguientes circunstancias:

  • Hipersensibilidad conocida del paciente al sulfametoxazol o medicamentos del grupo de las sulfamidas.
  • En el caso de anemia causada por niveles bajos de ácido fólico.
  • Pacientes con deficiencia de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa.
  • Personas con daño hepático o renal severo.
  • Su uso durante el embarazo no está permitido sin la supervisión médica.
  • Durante la lactancia materna sin el consentimiento previo del médico.

Debes saber: Es importante que el médico obtenga del paciente la información relacionada a su condición de salud, antes de emplear el sulfametoxazol como terapia de primera línea.

Evítelo si tiene:

  • Antecedentes de hipersensibilidad al sulfametoxazol.

Advertencias:

  • Productos o medicamentos que contengan sulfametoxazol, deben administrarse bajo supervisión médica.
  • Siga las indicaciones del médico tratante.
  • No exceda la dosis recomendada, ni el tiempo de duración del tratamiento.
  • Mencione a su doctor si está bajo tratamiento con otras medicinas con o sin indicación médica.
  • En pacientes con insuficiencia renal o hepática, debe ajustarse la dosis.
  • No utilice el contenido del envase, si este se encuentra deteriorado o fuera de la fecha de validez para su empleo.
  • Mantenga este producto fuera del alcance de los niños.
  • En caso de duda, consulte al médico o farmacéutico.
Jesús Torrealba

Jesús Torrealba

Profesional Universitario en el área de Recursos Humanos, Postgrado en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral, 14 años de experiencia en el área de la salud. Interesado en temas de Psicología, Salud Ocupacional, Medicina general.