Nulipar: ¿Qué es y para qué sirve?

nulipar

Tabla de contenido

¿Qué es el nulipar?

Nulipar® es la marca registrada de un fármaco sintético derivado del benzotiazol cuyo principio activo es el pramipexol, un principio activo que tiene efecto terapéutico sobre los síntomas de trastornos neurodegenerativos en el sistema nervioso central (SNC) y pertenece a una clase de medicamentos llamados agonistas de dopamina.

Para destacar: Nulipar® es un medicamento elaborado por Laboratorios Baliarda S,A. en Argentina. (1)

¿Para qué sirve el nulipar?

  • Nulipar® actúa a través de su principio activo y se comporta como agonista dopaminérgico, agente antidiscinesia y eliminador de radicales fijándose a los receptores D2 y D3 de dopamina, pero siendo más afín a los receptores D3 sustituyendo a la dopamina, un neurotransmisor natural en el cerebro que es necesario para controlar el movimiento. La acción de este medicamento ayuda a mantener el control sobre la motricidad del cuerpo humano en situaciones causadas por alguna enfermedad neurodegenerativa en el SNC, mejorando la salud y calidad de vida de muchos pacientes. (2)
  • Se utiliza para tratar:
    • Los signos y síntomas de la enfermedad de Parkinson idiopática  como temblores, rigidez y bradicinesia (movimientos lentos).
    • El síndrome de piernas inquietas.

Dosis y vías de administración del nulipar

La presentación del nulipar® es en comprimidos recubiertos ranurados de liberación prolongada, en donde cada comprimido contiene pramipexol diclorhidrato monohidrato (equivalente a 0,7 mg de pramipexol) 1,00 mg y excipientes como el manitol, almidón de maíz, povidona, croscarmelosa sódica, dióxido de silicio coloidal, talco, estearato de magnesio para administrarse solo o acompañado con levodopa por vía oral, siendo su dosificación solo a manera de orientación de la siguiente forma:

  • Enfermedad de Parkinson: La dosis diaria recomendada es de 0,375 mg/día repartida en un régimen de 3 tomas diarias.
  • Síndrome de piernas inquietas: La recomendación es administrar una dosis única diaria de de 0,125 mg/día administrados de 2 a 3 horas antes de acostarse. Si se requiere ajuste de dosis deben seguirse las recomendaciones del médico.

Efectos secundarios del nulipar

Estudios clínicos indican que el tratamiento con nulipar®, puede provocar algunas de las siguientes reacciones adversas:

  • Posible aparición de reacciones alérgicas debido al contacto del paciente con cualquier componente de la fórmula.
  • Náuseas, hipotensión (ortostática), diskinesia y síndrome extrapiramidal.
  • Insomnio, mareos, alucinaciones, injuria accidental y trastornos del sueño.
  • Confusión, estreñimiento, astenia, somnolencia, distonía, marcha anormal e hipertonía.
  • Sequedad bucal, amnesia y aumento de la frecuencia urinaria.
  • Puede potenciar las reacciones adversas dopaminérgicas asociadas a la levodopa.

Importante: La mayoría de los síntomas se eliminan con la discontinuación del tratamiento, sin embargo si esto no sucede informe de inmediato al médico.

Contraindicaciones y advertencias del nulipar

En los casos que se mencionan a continuación, está contraindicado el uso de nulipar®:

  • Hipersensibilidad conocida del paciente a el pramipexol o excipientes de la fórmula.
  • Pacientes menores de edad.
  • Durante el periodo de embarazo.
  • Durante la lactancia materna.

Debes saber: Antes de indicar una terapia con nulipar® es importante que un profesional de la medicina realice el diagnóstico médico del paciente, para obtener la información sobre su condición de salud.

Evítelo si tiene:

  • Antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la formulación.

Advertencias:

  • Productos farmacéuticos como el nulipar®, deben administrarse bajo supervisión de profesionales de la salud.
  • Siga las indicaciones del médico tratante.
  • No exceda la dosis recomendada, ni el tiempo de duración del tratamiento.
  • Informe a su médico si está tomando otros fármacos con o sin receta médica.
  • Utilice el nulipar® sólo si su contenido está dentro de la fecha válida para su consumo.
  • Evite la interrupción brusca de la terapia con nulipar®, sin consultar a su médico.
  • Este medicamento se debe administrar con precaución en personas con delirium, demencia, hipertensión arterial, enfermedad renal o hepática.
  • En los síntomas adversos de manía y delirio, se debe monitorizar al paciente con regularidad y considerar una reducción de la dosis o la interrupción del tratamiento.
  • Evite el acceso de este producto a los niños.
  • En caso de duda consulte a su médico.
Jesús Torrealba

Jesús Torrealba

Profesional Universitario en el área de Recursos Humanos, Postgrado en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral, 14 años de experiencia en el área de la salud. Interesado en temas de Psicología, Salud Ocupacional, Medicina general.