¿Qué causa la mala digestión y cómo aliviarla?

Tabla de contenido

Uno de los malestares más comunes y molestos que sufren las personas, son las malas digestiones, ya que causan una serie de síntomas incómodos e irritables que afectan a la productividad personal, dificultando así la realización de actividades cotidianas.

Una mala digestión puede ser causada por una o varias razones, que generalmente está relacionado con los hábitos que tenga la persona en su alimentación y cuidado personal, por lo cual se debe tomar precaución ante los alimentos o sustancias que se ingieran.

Es por ello que, en el siguiente artículo, se explicará de manera detallada dicho problema, con el objetivo de informar de forma breve y sencilla las causas, síntomas y tratamientos que puedan aliviar esta dolencia rápidamente en cualquier persona.

¿Qué es la mala digestión?

Se le conoce como la incorrecta funcionalidad del intestino, donde no se pueden digerir adecuadamente los alimentos que fueron consumidos, causando así una digestión lenta e irritable en las personas, llegando a provocar síntomas como la acidez estomacal, gases, náuseas y estreñimiento.

Nota: Un artículo electrónico publicado por la editorial Manual Moderno, menciona a la mala digestión como una deficiencia en los procesos digestivos, para transformar los alimentos ingeridos en nutrientes que puedan ser absorbidos por el intestino de manera eficaz. (1)

¿Qué causa la mala digestión?

Como se ha mencionado antes, la indigestión puede ser causada por varias razones que afectan el proceso digestivo en las personas. Generalmente estas causas están relacionadas con los hábitos alimenticios u otros, siendo algunos los siguientes:

1. Alimentos picantes, altos en grasas, cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas

Una de las principales causas de esta condición es el consumo frecuente o excesivo de alimentos picantes, altos en grasa y cafeína, ya que pueden causar una irritación y ardor en las mucosas del sistema digestivo que generan diarrea e inflamación.

Nota: De igual manera, las bebidas carbonatadas y alcohólicas suelen ser perjudiciales para la digestión, ya que el gas que poseen éstas resulta agresivo, generando así reflujos estomacales, vómitos y hasta náuseas cuando se ingieren en exceso.

2. Comer rápido y en exceso

Comer de forma rápida y en exceso, es una de las causas más comunes de las malas digestiones, debido a que los alimentos no llegan bien degradados al estómago por no masticar lo suficiente, haciendo que la digestión se vuelve más pesada y lenta.

Importante: Un informe realizado por la Asociación Gallega contra Enfermedades Neuromusculares, explica que es importante realizar una buena masticación, salivación y deglución de los alimentos, para evitar trastornos o enfermedades leves en el aparato digestivo. (2)

3. Fármacos

La utilización de fármacos frecuentes puede causar malas digestiones, ya que esto produce efectos secundarios que se generan tras ser ingeridos. De igual manera, estos actúan de forma agresiva contra la mucosa intestinal, llegando a agredirla y afectarla.

4. Estrés y ansiedad

Otra de las causas comunes de esta condición es el estrés y la ansiedad, debido a que estos estados de ánimo producen cortisol en el cuerpo, lo cual es detectado rápidamente por el estómago, aumentando así la acidez, reflujos y dolores abdominales.

Nota: Un estudio realizado en la Universidad de Málaga sobre el estrés, explica que este estado de ánimo produce impactos importantes en el funcionamiento del aparato digestivo, provocando gases y digestiones pesadas cuando una persona está bajo tensión o miedo. (3)

5. Cigarrillo

Componentes como el tabaco y la nicotina, son sustancias que abundan en los cigarrillos; pero que además afectan gravemente a varios órganos del cuerpo, siendo uno de estos el estómago, esfinge y esfinge esofágico, las cuales forman parte del aparato digestivo.

Esto se debe, a que la nicotina es una sustancia que debilita a la esfinge, causando que la comida que se encuentre en el estómago, pueda ser devuelta a este órgano por su debilitamiento, generando así ardor y digestiones pesadas en las personas fumadoras.

6. Enfermedades digestivas

Por último, las enfermedades digestivas también forman parte de las causantes de este problema gástrico en las personas, ya que éstas provocan síntomas como inflamación, diarreas o digestiones pesadas, y dolor al excretar; haciendo necesario buscar tratamientos con un médico.

Para destacar: Una guía publicada por el Consejo General de Colegios Médicos de España, sobre las enfermedades digestivas, mencionan que de los síntomas más comunes en la mayoría de estas patologías son las malas digestiones, lo cual hace énfasis en buscar tratamientos. (4)

¿Cuáles son los síntomas de una mala digestión?

Las malas digestiones pueden causar síntomas después de comer, que resultan ser muy desagradables e incómodos, llevándonos a cohibirnos de hacer actividades o avergonzarnos en público. Es por ello que, para evitar malas situaciones, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

1. Acidez estomacal y sensación de saciedad

Los principales síntomas que pueden presentarse, son la acidez estomacal y la sensación de saciedad. Esto puede sentirse con un ardor de leve a intenso en el abdomen, y una llenura que nos pondrá en un mal estado de ánimo.

2. Eructos, flatulencias, náuseas y vómitos

También es posible padecer de eructos, flatulencias, náuseas y vómitos cuando se está pasando por una indigestión, ya que los gases que se encuentran en el estómago e intestinos son los causantes de estos síntomas.

3. Estreñimiento o diarrea

El estreñimiento es un síntoma común durante una mala digestión, debido a que no se pueden procesar bien los alimentos, causando que las heces sean duras, secas y lentas de expulsar, llegando a provocar hasta dolores abdominales.

Por otro lado, cuando se trata de la diarrea es todo lo contrario, ya que este síntoma es provocado por algún virus que se encontraba en una comida contaminada, causando que las heces sean líquidas y pastosas, cuyas evacuaciones son de 3 veces o más durante 1 día.

4. Fatiga

Las personas pueden sentir fatiga y debilidad durante una indigestión, ya que los alimentos procesados y grasosos no contienen el suficiente valor nutricional que se necesita, siendo estos los responsables de otorgarnos la energía necesaria durante el día.

¿Cómo aliviar la mala digestión?

Una vez conocidas las causas y los síntomas de una mala digestión, es necesario conocer de igual forma, las maneras de aliviarlas, ya que se necesitarán métodos rápidos que puedan ayudarnos a mejorar la flora intestinal, siendo algunas de ellas las siguientes:

1. Medicamentos indicados por especialista

Hoy en día existen medicamentos comprimidos que cumplen una función digestiva en el organismo, ayudando a aliviar los síntomas que puedan presentarse durante una indigestión; pero para ello es necesario consultar con un médico especialista.

Importante: Esto es con la función de evitar síntomas más perjudiciales, ya que es posible que una persona sea alérgica a los componentes de estos medicamentos, o esté tomando un tratamiento con otros fármacos, haciendo posible que se desarrollen otras enfermedades.

2. Evitar el consumo de alcohol, cafeína, alimentos picantes y altos en grasas

Como ya se sabe, las comidas que sean muy picantes y grasosas son dañinas para la digestión, al igual que las bebidas alcohólicas, es por ello que se recomienda evitar lo más posible estos alimentos para mantener una correcta salud digestiva.

3. Comer con calma y en cantidades moderadas

Una de las maneras para ayudar a tener una buena digestión, es comiendo de manera calmada y en cantidad moderada los alimentos, a fin de masticar bien y digerir correctamente los alimentos en el estómago, ayudando así a evitar problemas digestivos en cualquier momento.

4. Controlar el estrés y ansiedad

Como ya se ha mencionado antes, el estrés y la ansiedad son estados de ánimos que afectan directamente al estómago, causando acidez y digestiones pesadas, por lo que es necesario evitar situaciones donde nos encontremos tensos o con mucho nerviosismo.

Nota: También resulta beneficioso el practicar actividades físicas de manera frecuente, ya que estos nos ayudan a liberarnos del estrés que podamos cargar, además de eso, la realización de ejercicios nos contribuirá a una mejor salud y estados de ánimo.

5. Consumir infusiones naturales y alimentos de fácil absorción

Otro de los métodos para aliviar rápidamente la mala digestión, es con infusiones naturales o alimentos de fácil absorción, que faciliten el proceso de digestión. Estos pueden ser comidas que contengan verduras, fibra, legumbres o frutas con propiedades digestivas.

De igual manera, las infusiones naturales como orégano, hojas de guayaba o jengibre, resultan ser muy efectivas contra las malas digestiones, ya que estas poseen propiedades digestivas y analgésicas que aliviarán rápidamente los síntomas que puedan presentarse.

6. Acudir al médico de ser necesario

Por último, se recomienda acudir a un médico especialista de ser necesario, ya que puede tratarse de alguna enfermedad estomacal que requiera de tratamiento. Se aconseja ir de forma inmediata a una consulta cuando los dolores sean intensos y consistentes.

Conclusiones Claves

  • La mala digestión es la incapacidad de procesar los alimentos consumidos adecuadamente.
  • Sus principales causas se deben a los malos hábitos alimenticios, ya que las comidas picantes o muy grasosas puedan alterar los procesos digestivos, al igual que el consumo excesivo de gaseosas y alcohol.
  • Otra de las causas que genera malas digestiones son el comer rápido, no masticar bien la comida, y las situaciones que provoquen estrés o ansiedad.
  • Los síntomas más comunes de una mala digestión son la acidez, eructos, flatulencias, náuseas, vómitos, estreñimiento, fatiga y diarreas.
  • Las mejores formas de controlar esta patología es evitando las grasas, comidas picantes, disminuir el estrés o ansiedad, y consumir los alimentos de forma moderada y con calma.

Ydequis Alvarez

Ydequis Alvarez

Licenciado en Comunicación Social. Escritor desde hace 5 años. Interesado en Nutrición y Dietética. Experiencia en periodismo institucional, community manager y marketing digital.