Flagenase: ¿Qué es y para qué sirve?

flagenase

Tabla de contenido

¿Qué es el flagenase?

Flagenase®  es la marca registrada de una fórmula sintética la cual utiliza la combinación de metronidazol y diyodohidroxiquinoleína, dos compuestos químicos que tienen efecto terapéutico sobre infecciones parasitarias en la vías digestivas y pertenecen a los grupos de medicamentos llamados antimicrobianos nitroimidazoles y amebicidas.

Para destacar: Flagenase® es un medicamento elaborado en México por LABORATORIOS LIOMONT, S.A. de C.V. (1)

¿Para qué sirve el flagenase?

  • Gracias a la acción combinada de sus principios activos, el flagenase® actúa para alterar el DNA e inhibir la síntesis de DNA en ciertas bacterias convirtiéndolo en un antibiótico bactericida y además actúa en el lumen del intestino como amebicida de acción local. La acción de este fármaco elimina las infecciones causadas por bacterias y parásitos y síntomas asociados, favoreciendo la salud y calidad de vida de muchos pacientes. (2)
  • Se utiliza para tratar:
    • La amebiasis intra y extraintestinal causada por entamoeba histolytica.
    • El absceso hepático amebiano.

Dosis y vías de administración del flagenase

Las presentaciones del flagenase® son en caja con cápsulas que contienen metronidazol 400 mg y diyodohidroxiquinoleina 200 mg y en suspensión que contiene benzoilmetronidazol equivalente a 2.5 g de metronidazol y diyodohidroxiquinoleína 2.0 g para administrarse por vía oral, siendo su dosificación solo a modo orientativo de la siguiente forma:

  • Niños mayores de 10 años de edad y adultos: Se recomienda administrar una dosis de 1 cápsula cada 8 horas preferentemente después de los alimentos.
  • Niños de 1 a 9 años años de edad: Se sugiere administrar una dosis ponderal de 40 mg de metronidazol y diyodohidroxiquinoleína por kg de peso distribuida en 3 tomas al día.

Efectos secundarios del flagenase

El tratamiento con flagenase®, puede causar algunos de los siguientes efectos adversos:

  • Posible aparición de reacciones alérgicas debido al contacto del paciente con cualquier componente de la fórmula.
  • Gastritis, náuseas, vómito, disgeusia, boca seca y sabor metálico.
  • Cefalea y erupción cutánea transitorios.
  • Vértigo, depresión, insomnio, convulsiones y somnolencia.
  • Disuria y oscurecimiento de la orina.
  • Furunculosis y yodo toxicodermia.
  • Escalosfríos, fiebre, dermatitis e irritación anal.
  • Malestar abdominal transitorio y diarrea.
  • Bocio y caída del cabello.
  • Riesgo de neuritis óptica, atrofia óptica, neuropatía periférica y neuropatía mieloóptica subaguda.

Importante: En pacientes muy sensibles a los componentes del flagenase® estos síntomas pueden desmejorar su condición de salud general, por ende  si esto sucede consulte al médico o farmacéutico.

Contraindicaciones y advertencias del flagenase

El uso de flagenase® está contraindicado en los siguientes casos:

  • Hipersensibilidad conocida del paciente a los componentes de la formulación.
  • Pacientes con enfermedad orgánica del sistema nervioso central (SNC).
  • Personas con hipersensibilidad a cualquier 8-hidroxiquinoleína o preparados que contengan yodo.
  • En el caso de daño hepático previo.
  • En lactantes menores de 12 meses de nacidos.
  • Durante el periodo de embarazo.
  • Durante la lactancia materna, ya que se sabe que se excreta a través de la leche materna.

Debes saber: Antes de indicar medicamentos antiparasitarios como el flagenase®, un profesional de la salud debe realizar una valoración médica para recabar información sobre el estado de salud del paciente.

Evítelo si tiene:

  • Antecedentes de hipersensibilidad a los componentes del medicamento.
  • Antecedente de discrasias sanguíneas.

Advertencias:

  • Productos farmacéuticos como el flagenase®, deben administrarse bajo supervisión médica.
  • Siga las indicaciones del médico tratante.
  • No exceda la dosis recomendada, ni el lapso de duración del tratamiento.
  • Informe a su médico si está empleando otros fármacos con o sin receta médica.
  • Evite administrar flagenase® con alcohol, anticoagulantes cumarínicos o disulfiram.
  • Hay que tener en cuenta que si el paciente sufre de enfermedad hepática avanzada, puede ocurrir acumulación del medicamento y de sus metabolitos en el organismo.
  • Mantenga este producto fuera del alcance de los niños.
  • En caso de duda consulte al médico.
Jesús Torrealba

Jesús Torrealba

Profesional Universitario en el área de Recursos Humanos, Postgrado en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral, 14 años de experiencia en el área de la salud. Interesado en temas de Psicología, Salud Ocupacional, Medicina general.