Ectasia renal: ¿Qué es y cómo es su tratamiento?

Tabla de contenido

¿Qué es la ectasia renal?

La ectasia renal es una afección que ocurre por la dilatación de una zona ubicada en el interior del riñón denominada pelvis renal, la cual tiene como función la recolección de orina y conducirla a los uréteres y a la vejiga. (1)

Esta dilatación sucede en la mayoría de los casos cuando el paso de la orina se encuentra bloqueado desde la vejiga hacia la uretra dificultando su excreción, lo que provoca una falla en el mecanismo de la válvula que impide a la orina retroceder por el uréter cuando la vejiga está muy llena, ocasionando la acumulación excesiva de este desecho orgánico en la pelvis renal.

Debes saber: La ectasia renal tambíen es denominada ectasia piélica, dilatación pielocalicial o ectasia pielocalicial y tiene más presencia en el sexo masculino, con más frecuencia en el riñón derecho y puede darse antes del nacimiento.

Esta condición es considerada una afección generalmente benigna que puede desaparecer por sí sola o puede ser secundaria a elementos obstructivos, enfermedades o alteraciones funcionales en las vías urinarias,  cuyo diagnóstico se realiza por medio de pruebas de imágenes o ecografías renales.

Síntomas de la ectasia renal

La ectasia renal puede ser asintomática, pero también puede generar algunas manifestaciones que indican su presencia  las cuales te mencionamos a continuación:

  • La presencia de dolor intenso y repentino en la parte baja de la espalda y/o en la parte superior del abdomen o espalda, es uno de los principales síntomas en los pacientes con ectasia renal.
  • Otra manifestación característica es la necesidad de orinar con más frecuencia, dolor, ardor y dificultad al orinar.
  • La sensación de vejiga llena incluso después de orinar (tenesmo vesical) y sangre en la orina.
  • Otros signos que pueden indicar una ectasia renal es la presencia de menor cantidad de orina, fiebre y malestar general.

Importante: Para evaluar la presencia de ectasia renal el urólogo o médico nefrólogo le ordenará un estudio de las vías urinarias que puede incluir una ecografía, exámen de orina, entre otros.

Principales causas de la ectasia renal

La ectasia renal tiene su origen en diversas situaciones patológicas, que pueden ocurrir durante el periodo de gestación del bebé o pueden ser adquiridas durante la vida del hombre y la mujer, las cuales te mencionamos a continuación: 

  • Dilatación pielocalicial en recién nacidos: Como hemos mencionado la mayoría de estas dilataciones en el bebé suelen desaparecer de forma espontánea y las causas más frecuentes que se han registrado son las relacionadas a anomalías morfológicas congénitas del riñón, relajación del músculo liso de las vías urinarias, altos niveles de hormonas maternas circulantes o por el incremento de la diuresis fetal, Esta afección se clasifica de acuerda al tamaño de las dilataciones desde el grado 0 hasta el grado 4. (2)
  • Dilatación pielocalicial en adultos: En este caso la ectasia renal puede ser una causa secundaria a una patología conocida del paciente o una subyacente como quistes, cálculos renales, nódulos, tumores o cáncer en la región de los riñones o en los uréteres, las cuales pueden provocar el estrechamiento de algunas zonas del riñón con el consecuente bloqueo del paso de la orina, su acumulación y la posterior dilatación de la pelvis renal. (3)

Nota: Las dilataciones del riñón por causa de una ectasia renal asociada a otras enfermedades, deben tratarse de manera inmediata y oportuna para evitar otras patologías como la insuficiencia renal. 

¿Cómo es el tratamiento de la ectasia renal?

Siendo considerada una entidad benigna en la mayoría de los casos, la ectasia renal es tratada a través de diversas estrategias dirigidas a corregir la causa origen,  de las cuales te mencionamos las más utilizadas a continuación: 

  • Medicamentos: Dependiendo del grado de dilatación de la pelvis renal y la patología que la origina, el médico puede optar por el uso de fármacos antiinflamatorios, vasodilatadores, entre otros, que restablezcan el flujo normal de la orina y la recuperación del tamaño de la pelvis renal, en conjunto con otros medicamentos como analgésicos y antibióticos sin son necesarios.
  • Drenaje: Otra opción es el empleo de sondas o catéteres que se introducen a través de la uretra hasta la vejiga para drenar la acumulación de orina, en el caso  que la causa de la ectasia renal sea por una obstrucción en la vejiga.
  • Cirugía: La cirugía es la opción que surge cuando la terapia farmacológica u otras opciones terapéuticas no dan respuestas favorables a la dilatación de la pelvis renal o la patología que la causa, como la hiperplasia prostática o algún tumor no  tratable con fármacos u otros procedimientos médicos
Jesús Torrealba

Jesús Torrealba

Profesional Universitario en el área de Recursos Humanos, Postgrado en Salud Ocupacional e Higiene del Ambiente Laboral, 14 años de experiencia en el área de la salud. Interesado en temas de Psicología, Salud Ocupacional, Medicina general.